Val Thorens es un destino de nieve excepcional. Situado en el corazón de los 3 Valles, la zona de esquí más grande del mundo, la estación se encuentra entre los mejores lugares para esquiar en Francia. Además de la variedad de deportes de invierno, Val Thorens es un lugar perfecto para disfrutar de actividades más allá del esquí: naturaleza, spa, buena gastronomía, bares, fiestas populares y mucho más. ¡A continuación, conoce 6 razones para incluir Val Thorens, la estación de esquí más alta de Europa, en tu próximo itinerario de viaje!

1. La estación de Val Thorens tiene una ubicación privilegiada en la región de Saboya

Situada en los Alpes franceses, cerca de las fronteras con Suiza e Italia, Val Thorens forma parte de**[Saboya]**, una de las regiones más impresionantes de Francia. La zona es súper alta: de hecho, situada a 2300 metros sobre el nivel del mar, es el resort de esquí más alto de Europa. Por lo tanto, Val Thorens tiene una de las temporadas de nieve más largas del hemisferio norte: va desde mediados de noviembre hasta mayo.

2. Val Thorens fue votada como la mejor estación de esquí del mundo

Val Thorens ha sido elegido siete veces mejor estación de esquí del mundo por los World Ski Awards; Premio que reconoce y premia la excelencia en el turismo de esquí. El título se consiguió gracias a la combinación de pistas, estructura turística y actividades más allá del esquí. La estación está cerca de muchas atracciones famosas de Francia, como el Parque Nacional de la Vanoise, hogar de varias especies de mamíferos y aves, y el valle de Clarée, un gran sitio natural preservado con paisajes impresionantes.

3. Las instalaciones de esquí de Val Thorens son impresionantes

Val Thorens, parte del dominio de los 3 Valles, es un paraíso para el esquí. En total, la estación ofrece 78 pistas para todos los niveles: 11 verdes y 29 azules (principiantes), 30 rojas (intermedio) y ocho negras (experto). Para llegar a las pistas cuenta con la ayuda de 32 rápidos y modernos teleféricos. Otra ventaja: casi todos los alojamientos en Val Thorens tienen acceso directo a las pistas de esquí, lo que significa que puedes salir y regresar a tu hotel o resort esquiando.

4. Los deportes de invierno en Val Thorens van más allá del esquí y el snowboard

Cuando hablamos de deportes de invierno, inmediatamente pensamos en el esquí y el snowboard, ¿verdad? Pero más allá de los deportes tradicionales de nieve, hay muchas otras atracciones interesantes que descubrir en Val Thorens, como paseos en motos de nieve y ciclismo de montaña en la nieve. Para explorar la región con tranquilidad y admirar los bellos paisajes de los 3 Valles, la estación dispone de rutas para practicar raquetas de nieve y esquí de fondo para practicar con familiares y amigos.

5. Val Thorens es una estación de esquí ideal para parejas y grupos de amigos

Entre los lugares más populares para esquiar en Francia, la estación de Val Thorens está considerada uno de los mejores destinos para viajar en pareja o con un grupo de amigos. El clima de los nevados combina a la perfección con una experiencia en restaurantes de alta cocina, donde podrás disfrutar de una cena romántica o compartir una fondue con el grupo. Y para los viajes en grupo, un buen consejo es realizar un vuelo panorámico en helicóptero sobre el dominio de los 3 Valles o el Mont Blanc. ¡Es una experiencia imperdible!

6. Vida nocturna y buena comida en Val Thorens

Val Thorens es más que una estación de esquí en Francia. A la hora de buscar lugares para esquiar en Europa, pocas opciones integran tan bien los deportes de invierno con actividades más allá del esquí. La estación invernal ofrece muchas opciones de restaurantes, bares y discotecas. Para los que les gusta la fiesta y la fiesta, una de las mejores opciones es La Folie Douce, un chalet en lo alto de una montaña, donde los DJ y los espectáculos en vivo atraen a mucha gente a la pista de baile. Cuando cae la noche, los esquiadores también frecuentan el pub Frog and Roast Beef, que permanece abierto hasta tarde.

Resorts Club Med recomendados para ti